viernes

Ardilla

Cuando era pequeña, mi madre me contó que al dormir me convertía en ardilla. Todas las noches antes de acostarme me contaba lo que había sucedido durante el día, y por las noches cuando entraba en el sueño podía continuar mi vida en el tronco de un árbol, junto a mi amiga Carmela . Un mal día, no se acordó de cómo seguía la historia y nunca pude volver al bosque.

Todavía puedo acordarme de cosas, estos dibujos son una muestra..

5 comentarios:

Hugo Santeiro dijo...

tu ni llamese ni nadaa menos mal que ibamos a quedar en los conciertos estos días...

mrlemur dijo...

bonito dibujo , me gusta, si señor, ala un saludo Sarita!

L. dijo...

tão bonito, sara...
as histórias que valem a pena são feitas disto.

um beijo.
e outro.

violeta13 dijo...

que bonito...
que se recorde também assim o meu filho das histórias que lhe conto pela noite...

um beijinho

violeta13 dijo...

ai...
gosto muitos dos teus dibujos... e da maneira como dizes tudo tão simplesmente.